Nutrición

La pera contra el colesterol.

La pectina es el principal componente enlazante de la pared celular de los vegetales y frutas. No sólo la pectina actúa eliminando toxinas y sustancias nocivas del organismo, sino que su papel importante es la eliminación del colesterol nocivo. Concretamente absorbe los jugos segregados por el hígado y la vesícula, mientras hacemos la digestión. Estos jugos se forman a partir de las reservas de colesterol del cuerpo, de manera que si la pectina las absorbe, el organismo los tendrá que generar más y las reservas disminuyen.
Si la pectina no actuase de esta manera, los líquidos digestivos una vez terminada la digestión, volverían a ser reabsorbidos por el organismo y los niveles del colesterol nos disminuirían.
La pectina es una fibra soluble que forma parte de la pared celular de las plantas, especialmente de la piel. Este tipo de fibra ayuda a bajar el colesterol en sangre, evita la reabsorción del colesterol intestinal producido por la bilis para la digestión de los alimentos. La fibra soluble forma un gel que atrapa al colesterol que se expulsa sin pasar por la sangre. El hígado que necesita del colesterol para formar lo ácidos grasos, lo toma de la sangre lo que produce una disminución del mismo.
La pectina favorece la eliminación de metales nocivos como plomo, mercurio y otras sustancias tóxicas que los habitantes de las ciudades inhalan.
Las peras contienen una gran cantidad de fibra soluble en forma de pectinas.

Facebook Comments

Artículos relacionados