Inicio / Nutricion / Utiliza tus reservas

Utiliza tus reservas

Llega el momento de ayudarle a tu metabolismo a funcionar de mejor manera, para que tu digestión se haga más eficiente y tu cuerpo, por mecanismos naturales y buenas decisiones, utilice esas reservas (depósitos de grasita).

Los siguientes consejos prácticos te ayudarán a recobrar tu peso de manera más rápida, sencilla, pero sobretodo, segura, ya que recuerda que la salud es el principal regalo que podemos recibir, por lo que nada justifica ponerla en riesgo y mucho menos por razones estéticas.

1: Elimina los azúcares y los alimentos con almidón
La razón es que estos alimentos estimulan la secreción de insulina. La insulina es la hormona que permite almacenar la grasa en el cuerpo. Cuando comemos hidratos de carbono y almidón y no los transformamos en energía ( es decir no los quemamos con nuestra actividad diaria y nuestro metabolismo) se acumulan en forma de grasa.
Las fuentes de glucosa que debes de buscar con principalmente frutas, cereales y harinas siempre y cuando sean integrales y racionadas, es decir, no comerlas libremente sino de acuerdo a tus características personales.

2: Come muchas frutas y verduras
Otra buena manera de adelgazar rápidamente es comiendo mucha fruta y verdura. Un buen consejo es comer por lo menos cinco porciones de diferentes tipos de frutas y verduras al día. Es más fácil de lo que parece. Solo tienes que añadir una porción a tus comidas principales.

3: Come proteínas, grasas y verduras
Verduras con pocos hidratos:
Coliflor
Espinacas
Coles de Bruselas
Repollo
Acelga
Lechuga
Rábanos
Algas
Setas
Lechuga
Espinacas
Acelgas
Germinados

La importancia de comer proteína es que, para metabolizarla, has de quemar más calorías. Las proteínas construyen músculo. Cuanto más músculo tengas, más acelerado tienes el metabolismo.
Las dietas que contienen la cantidad adecuada de proteínas ayudan a reducir los pensamientos obsesivos sobre los dulces y la comida. Lo que se denomina Hambre Emocional, y te sacian más.

4: Puedes comer 4 y 5 comidas al día.
Puedes, y debes, comer 5 comidas al día. Debes incluir proteínas, verduras y grasas buenas.
El hecho de comer pequeñas cantidades repartidas en 5 comidas te hace mantener el metabolismo muy activo y no tener bajadas de azúcar.

5:dormir y desayunar.
Dormir 8 horas es fundamental. Varios estudios médicos han demostrado que si durante varios días no se duermen 8 horas como norma general, – los niveles de leptina disminuyen. La leptina es la hormona que manda la señal al cerebro de es necesario dejar de comer, pues se ha saciado.
Por otro lado el descanso durante la noche nos permite afrontar el día con más fuerza. Si después de descansar nos acostumbramos a tomar un desayuno completo, estaremos más que preparados para encarar el día con optimismo y vitalidad.

6: Haz ejercicio 3-4 veces a la semana
Hacer ejercicio siempre ayuda a adelgazar, pues quemas más calorías. Si buscas que además sea muy rápidamente, entonces es fundamental. Para ello lo mejor es ir algimnasio 3-4 veces a la semana.
Con un entrenamiento constante vas a quemar más calorías y, sobretodo, evitar que tu metabolismo se ralentice, que es un efecto secundario de la pérdida de peso rápida.
Practicar ejercicio es una manera estupenda de crear músculo, y ya hemos visto que se consume más energía para mantener y desarrollar el músculo. Una persona con buena masa muscular, quema más calorías sentado viendo la tele, que otra persona haciendo lo mismo pero con más grasa y menos músculo.
Por ello lo mejor es hacer ejercicio de alta intensidad. Los entrenamientos de intervalo también producen un mayor consumo de oxígeno post-ejercicio , lo que significa que se continúa quemando calorías durante un período de tiempo después.